Oh las veces que París/ o cualquier
ciudad del
mundo/ fue tu
cuello./
¿Qué querés que haga?/ está en mi naturaleza/ de
vampiro/ vos
nunca
dejes de
morderme.


E. Rodrígez


PARA LEER EN FORMA INTERROGATIVA

Has visto,
verdaderamente has visto
la nieve, los astros, los pasos afelpados de la brisa...

Has tocado,
de verdad has tocado
el plato, el pan, la cara de esa mujer que tanto amás...

Has vivido
como un golpe en la frente,
el instante, el jadeo, la caída, la fuga...

Has sabido
con cada poro de la piel sabido
que tus ojos, tus manos, tu sexo, tu blando corazón,

había que tirarlos
había que llorarlos
había que inventarlos otra vez.


Julio Cortázar

lunes, 19 de octubre de 2009

ENGAÑO MATUTINO

Las agujas caen al revés y pinchan a las que caen después.

Así haya sido el tiempo, así los culpables hayan sido los relojes que sonaban cuando despertábamos por las mañanas, y debíamos vestirnos (acto maldito ese) y no podíamos llegar tarde, juntar todos los besos en uno y partir con la cara a medio lavar y tu cuerpo todavía calentando un lado del mío.

Así haya sido que verdaderamente la libertad que anhelábamos y pensábamos estar construyendo quedó de espejo, separándonos. Tuve que romper el límite... tuve que hacerlo. Tú comenzaste con las palabras, yo me encargué de regalarte libros que hablaran de cronopios.

Así sea todo de una buena vez, hoy el día me empuja. Todos me empujan... y yo no se donde quiero, o en su excepción debo, ir.

Así y todo no haya sido nada... dime dónde guardo la forma de un solo cuerpo que era mi cama, cómo despego mis ojos a la mañana sin engañarme, sin disfrazarme, sin vestirme con tu ropa y aparentar que son sólo mías estas ganas de desayunarme.


E.B.

1 comentario:

  1. Tus palabras son pajáros que me revoltean y me aturden con su aleteo, una y otra vez, pero...
    son pájaros!!!¡Vuelannnnnn!!!

    ResponderEliminar

El que hable que tire la primera piedra, jajaja. Comenten libremente lo que se les plazca.