Oh las veces que París/ o cualquier
ciudad del
mundo/ fue tu
cuello./
¿Qué querés que haga?/ está en mi naturaleza/ de
vampiro/ vos
nunca
dejes de
morderme.


E. Rodrígez


PARA LEER EN FORMA INTERROGATIVA

Has visto,
verdaderamente has visto
la nieve, los astros, los pasos afelpados de la brisa...

Has tocado,
de verdad has tocado
el plato, el pan, la cara de esa mujer que tanto amás...

Has vivido
como un golpe en la frente,
el instante, el jadeo, la caída, la fuga...

Has sabido
con cada poro de la piel sabido
que tus ojos, tus manos, tu sexo, tu blando corazón,

había que tirarlos
había que llorarlos
había que inventarlos otra vez.


Julio Cortázar

martes, 14 de agosto de 2012

"La dicha no es una cosa alegre"


A veces te siento adentro mío, encuentro sinrazones, descargas sin palabras que se entiendan, ojos idos, cristalizados.
De todas formas naces afuera, en un golpe de la vida, en una equivocación de segundos, en un perro azul (que de veras veo azul) pero que el mundo de los demás insiste (¿o consiste?) en que sea marrón, o negro, o blanco, o gris. Pero no azul.
Me encuentro con vos, conmigo, con amigos y desconocidos, con mi antiguo amor y con el nuevo; y a veces no te entiendo, no puedo contenerte, explicarte desde mi lenguaje gastado y memorizado.

No se lo que sentís... o tal vez sí y no lo quiera saber.
A veces deseo sacarte de ahí (¿o sacarme a mí de acá?)...

¿Qué es la locura? ¿Cómo sucede en ese lugar tan lejano y familiar a la vez? ¿Cómo empieza por mis dedos que se duermen, pasa por mi pecho que se aturde y termina en mis piernas que bailan tambaleando?
¿Quién soy yo ahí? ¿quién pensás ser vos conmigo?

Realidad. Mundo. Viento.
Dolor. Ignorancia. Pobreza – extrema.
Abandono. Amor. Traición – letal.
Abrazo – dame – un.

¿Por qué jugaste así?, moviste las piezas tan mal, te echo la culpa de este dolor a vos mujer... sin embargo el jaque mate no es concepto surrealista.
Además...
levanté la vista del tablero
y había
            un
                   espejo. 


E.B.