Oh las veces que París/ o cualquier
ciudad del
mundo/ fue tu
cuello./
¿Qué querés que haga?/ está en mi naturaleza/ de
vampiro/ vos
nunca
dejes de
morderme.


E. Rodrígez


PARA LEER EN FORMA INTERROGATIVA

Has visto,
verdaderamente has visto
la nieve, los astros, los pasos afelpados de la brisa...

Has tocado,
de verdad has tocado
el plato, el pan, la cara de esa mujer que tanto amás...

Has vivido
como un golpe en la frente,
el instante, el jadeo, la caída, la fuga...

Has sabido
con cada poro de la piel sabido
que tus ojos, tus manos, tu sexo, tu blando corazón,

había que tirarlos
había que llorarlos
había que inventarlos otra vez.


Julio Cortázar

lunes, 25 de marzo de 2013

Agridulce


Cuando volvés...
Cuando te pienso sin mentirme, 
cuando volvés como fantasma por la espalda de la gente, 
en sueños, 
en realidades.
Siento como si no tuviera mucho sentido volver.
                               volver yo.

¿Estaré siendo demasiado insensata con esta sensación que a veces me visita... de aferrarme a tocar tu olor?

Lo bueno es que volvés, 
que ya no vivís en mí.
que te vas.

Aunque a veces...
entre cada palabra...
entre canciones que se niegan a tantas cosas...
entre sensaciones borrosas,
humos dulces,
recuerdos salados,
finales agrios
amor agridulce...
nunca me gustó lo agridulce...


Sos sentimientos tan cambiados que es imposible volver la página.


E.B.