Oh las veces que París/ o cualquier
ciudad del
mundo/ fue tu
cuello./
¿Qué querés que haga?/ está en mi naturaleza/ de
vampiro/ vos
nunca
dejes de
morderme.


E. Rodrígez


PARA LEER EN FORMA INTERROGATIVA

Has visto,
verdaderamente has visto
la nieve, los astros, los pasos afelpados de la brisa...

Has tocado,
de verdad has tocado
el plato, el pan, la cara de esa mujer que tanto amás...

Has vivido
como un golpe en la frente,
el instante, el jadeo, la caída, la fuga...

Has sabido
con cada poro de la piel sabido
que tus ojos, tus manos, tu sexo, tu blando corazón,

había que tirarlos
había que llorarlos
había que inventarlos otra vez.


Julio Cortázar

viernes, 19 de julio de 2013

huguito


Te quiero escribir, que es como hablarte, como sentarme a tu lado e intentar tomar tu mano.
Quiero acercarme, perdonarte, amarte.

Ahora que ya no me siento chiquita frente a vos.
Ahora que te veo pequeño frente a mí.

Quiero no llorarte por que estás vivo.
Quiero no despedirte sino bienvenirte.

10 años.
Mi espacio.
Y tu espacio.
paralelos, incruzables, impenetrables.

Volví porque quería volver, porque necesitaba entender nuestro amor...
(volver al origen dicen...).

Te encontré verde, maduro, el fruto ya por desprender de la rama.
Me encontré asustada, desesperada en gritarte lo que ahora estoy comprendiendo...
Tal vez nunca te lo diga...

Basta con compartir el fuego, el tango, el silencio de ambos, lo que nos identifica.
Nunca nos supimos hablar con palabras de este mundo.


E.B.


domingo, 7 de julio de 2013

víspera de tí


Me habitas en los dedos.
Me picas en el cuerpo como la lana sobre la piel.

Encuentro papelitos por toda la casa. Ninguno te nombra. Todos igual te respiran.
La literatura no me basta con vos. No me calma escribirte, no me tranquiliza esconderte en palabras.
Sigo fantaseando ese día, ese encuentro en el que digas, esa hora en la que hagas.
Sigo viendo que yo nunca hice, ni dije. Yo te lo pido a vos porque mi cobardía es cruel, me duelen mis miedos, me traban mis verdaderas intenciones.

¿Hacia dónde quiero ir con vos si no me animo a ser letal?

Ser libre de verdad no es la metáfora de esta piel.
Solo quiero tus pies de nuevo, enredándose en las sábanas de aquel verano.
Solo quiero volver allá, y se que todo es acá.

A quién le grito entonces si verdaderamente me quedo sin voz cuando te vas.
Porque siempre te vas, porque no hay un lugar. Sino dos.

Tiempos paralelos. Estoy harta de verte desde la otra vereda.
¿Y si me tapo los ojos?
¿y si me vuelvo niño?

¿y si doblo la esquina?

E.B.