Oh las veces que París/ o cualquier
ciudad del
mundo/ fue tu
cuello./
¿Qué querés que haga?/ está en mi naturaleza/ de
vampiro/ vos
nunca
dejes de
morderme.


E. Rodrígez


PARA LEER EN FORMA INTERROGATIVA

Has visto,
verdaderamente has visto
la nieve, los astros, los pasos afelpados de la brisa...

Has tocado,
de verdad has tocado
el plato, el pan, la cara de esa mujer que tanto amás...

Has vivido
como un golpe en la frente,
el instante, el jadeo, la caída, la fuga...

Has sabido
con cada poro de la piel sabido
que tus ojos, tus manos, tu sexo, tu blando corazón,

había que tirarlos
había que llorarlos
había que inventarlos otra vez.


Julio Cortázar

martes, 19 de noviembre de 2013

VACÍO FÉRTIL




Esta explosión… imparable, tangiblemente real en mi piel.
No es fácil caminar en calma en este gris.
No me resultan los dedos y esta lluvia.

Me estoy yendo,
así es como hoy me siento…

Vacío fértil…
Vacío rígido, incorruptible en su esencia, convencido de su cavidad.
Ausencia firme en su sentencia.

Deshabitarse, despojarse.
Cerrarse.
Ir hacia el centro de uno mismo
y volver a nacer…

Desalojo de pasiones, arrojo contra las palabras, vómito aliviador de furias internas.

Espirales vertiginosos, pero llenos de luz.
Energía.
Vida abriéndose pura y finita.


(Y
   tus  
        besos
regando
             un
       vacío        
fértil).


E.B.