Oh las veces que París/ o cualquier
ciudad del
mundo/ fue tu
cuello./
¿Qué querés que haga?/ está en mi naturaleza/ de
vampiro/ vos
nunca
dejes de
morderme.


E. Rodrígez


PARA LEER EN FORMA INTERROGATIVA

Has visto,
verdaderamente has visto
la nieve, los astros, los pasos afelpados de la brisa...

Has tocado,
de verdad has tocado
el plato, el pan, la cara de esa mujer que tanto amás...

Has vivido
como un golpe en la frente,
el instante, el jadeo, la caída, la fuga...

Has sabido
con cada poro de la piel sabido
que tus ojos, tus manos, tu sexo, tu blando corazón,

había que tirarlos
había que llorarlos
había que inventarlos otra vez.


Julio Cortázar

sábado, 17 de julio de 2010

DIJERON, DICEN


Me dijeron que te use.
Me dijeron que respire profundo pero que no me vacíe.
Me dijeron que nunca te ibas a ir de mí… (ahora que lo pienso tus labios una vez formaron una cercanía similar).
Me dijeron que nada cerrará. Y una vez tú dijiste: “No hay un absoluto, todo recomienza.”

Me viven diciendo; y yo vivo en silencio.

Anoche no podía dormir, y te susurraba secretos siempre mal confesados por medio de las palabras. Anoche me hablaba a mi misma y no lograba verme completa fuera de esta humareda.
Se dicen muchas cosas, tantas. Yo no puedo siquiera asegurar mi próximo paso, puedo subir las escaleras, seguir viendo que puedo llegar más alto... pero no subo; no subo porque soy conciente de que nunca aprendí a bajar.

Y todo parece un frágil acuerdo de las partes, todo parece decirme que es bueno no haber aprendido nunca a bajar.
También me dijeron que si hay algo bueno de tocar fondo es que ya no se puede caer mucho más.

Hoy digo día gris, hoy digo lluvia,
hoy vos.


E.B.

2 comentarios:

  1. Me viven diciendo , y yo vivo en silencio. Cuan identificado que me siento con eso, y tan bien condensado y expresado en tam bellas palabras. Gracias por la magia Eli, y que la llama nunca se apague..... Saludos desde Buenos Aires, tierra de ermitaños sedientos de amor. FLavio

    ResponderEliminar

El que hable que tire la primera piedra, jajaja. Comenten libremente lo que se les plazca.