Oh las veces que París/ o cualquier
ciudad del
mundo/ fue tu
cuello./
¿Qué querés que haga?/ está en mi naturaleza/ de
vampiro/ vos
nunca
dejes de
morderme.


E. Rodrígez


PARA LEER EN FORMA INTERROGATIVA

Has visto,
verdaderamente has visto
la nieve, los astros, los pasos afelpados de la brisa...

Has tocado,
de verdad has tocado
el plato, el pan, la cara de esa mujer que tanto amás...

Has vivido
como un golpe en la frente,
el instante, el jadeo, la caída, la fuga...

Has sabido
con cada poro de la piel sabido
que tus ojos, tus manos, tu sexo, tu blando corazón,

había que tirarlos
había que llorarlos
había que inventarlos otra vez.


Julio Cortázar

sábado, 5 de diciembre de 2009

A LO GIRONDO



Soy perfectamente capaz de enceguecerme.
Ampliamente hábil para nostalgiarme.
Me es extremadamente fácil llamarte y lograr conversaciones de amplios minutos sin que estés, sin que sepas que deberías estar, sin yo saber que nadie se está en ningún lugar.
Tan frágilmente puedo abandonar todo en un segundo. Recaer. O levantarme y pretender edificar.
Violentarme y enterrarme en el pecho de mis pensamientos tan rápido que deje en el tintero una a una las responsabilidades del vivir conciente.
Olvido prematuramente mi capacidad para respirar y recaigo habitualmente en manuales y métodos legitimados para aprender a inhalar y exhalar, olvido que estos olvidos no son los que se olvidan.
Absurdos dulces de no querer comprender las instituciones y pretender borrarlas en el vapor que se forma en los espejos de los baños
Y las adicciones, las adicciones a todo, el correr a las trampas ácidas de una noche que se muestra libre, que se siente libre, que se sabe… es libre fuera y dentro de todo.
Las casualidades, que de verdad queremos sean efectivas, u afectivas en su excepción.
El creer algo verdadero por temer tanto a su falsedad. Las lógicas mal planteadas y mis pies tan plantados en lógicas.
La tierra se derrite ya.
Mi cuerpo se ablanda.
La música me canta susurros y las palabras se disparan desde tantos lados que no encuentro posible la imposibilidad de nada.


E.B.

3 comentarios:

  1. Ya lo había leido creo y ya te había dixcho lo bien que se comporta.

    ResponderEliminar
  2. comportamiento de un poema.
    explicación de la imposibilidad de nada y todo junto.

    gracias por el comentario. Quiero tu libro!! je, saludos

    ResponderEliminar
  3. Me encantó. Disfruté mucho de cada palabra! Me llegó mucho esto: "Las lógicas mal planteadas y mis pies tan plantados en lógicas." Gracias!!! Un beso grande =)

    ResponderEliminar

El que hable que tire la primera piedra, jajaja. Comenten libremente lo que se les plazca.