Oh las veces que París/ o cualquier
ciudad del
mundo/ fue tu
cuello./
¿Qué querés que haga?/ está en mi naturaleza/ de
vampiro/ vos
nunca
dejes de
morderme.


E. Rodrígez


PARA LEER EN FORMA INTERROGATIVA

Has visto,
verdaderamente has visto
la nieve, los astros, los pasos afelpados de la brisa...

Has tocado,
de verdad has tocado
el plato, el pan, la cara de esa mujer que tanto amás...

Has vivido
como un golpe en la frente,
el instante, el jadeo, la caída, la fuga...

Has sabido
con cada poro de la piel sabido
que tus ojos, tus manos, tu sexo, tu blando corazón,

había que tirarlos
había que llorarlos
había que inventarlos otra vez.


Julio Cortázar

sábado, 19 de septiembre de 2009

NADA DIGO




Será que siempre debe haber una voz.


Viajeros de la mente, buscadores de azares sabidos inexistentes, soñadores de luna, embusteros tan cálidos con la noche, tan irreales como esta distancia.
Toda la existencia tendrá su tinte, al menos vivirá con el tiempo de mis recuerdos.
¿Será que siempre debe haber calor humano para humedecer las letras?

Será que algo tienes, pero nada digo.

1 comentario:

El que hable que tire la primera piedra, jajaja. Comenten libremente lo que se les plazca.