Oh las veces que París/ o cualquier
ciudad del
mundo/ fue tu
cuello./
¿Qué querés que haga?/ está en mi naturaleza/ de
vampiro/ vos
nunca
dejes de
morderme.


E. Rodrígez


PARA LEER EN FORMA INTERROGATIVA

Has visto,
verdaderamente has visto
la nieve, los astros, los pasos afelpados de la brisa...

Has tocado,
de verdad has tocado
el plato, el pan, la cara de esa mujer que tanto amás...

Has vivido
como un golpe en la frente,
el instante, el jadeo, la caída, la fuga...

Has sabido
con cada poro de la piel sabido
que tus ojos, tus manos, tu sexo, tu blando corazón,

había que tirarlos
había que llorarlos
había que inventarlos otra vez.


Julio Cortázar

lunes, 16 de noviembre de 2009


No se che…
Tengo un hueco en el pecho.
Me has tocado, has vuelto a acariciar mis cabellos como antes.

He quedado dura. Mis manos han transpirado, mis pies han encogido.
Si no buscamos…
Si nos buscamos…
Sin buscarnos.

Me parece que te quiero más de lo que puedo aceptar. Aunque mientras te llame silenciosa y me respondas, como hoy, telepáticamente, químicamente como supimos hacer el amor. Aunque te busque de forma confusa -para ti y para mí-, espero conocer a alguien… espero desesperada encontrar algo que me mantenga distraída… cosa de poder extrañarte sin agarrarme las rodillas todas las noches.

Los caramelos de vuelto nunca son los mejores.

De a poquito a lo mejor, poco a poco, no sobra nada.


E.B.

1 comentario:

  1. hola amiga,m siento identificada con muchas d tus palabras y frases.siempre admire tu manera d escribir m alegra q tengas un lugar dond publicar y nosotros dond poder disfrutar d tu talento...

    ResponderEliminar

El que hable que tire la primera piedra, jajaja. Comenten libremente lo que se les plazca.