Oh las veces que París/ o cualquier
ciudad del
mundo/ fue tu
cuello./
¿Qué querés que haga?/ está en mi naturaleza/ de
vampiro/ vos
nunca
dejes de
morderme.


E. Rodrígez


PARA LEER EN FORMA INTERROGATIVA

Has visto,
verdaderamente has visto
la nieve, los astros, los pasos afelpados de la brisa...

Has tocado,
de verdad has tocado
el plato, el pan, la cara de esa mujer que tanto amás...

Has vivido
como un golpe en la frente,
el instante, el jadeo, la caída, la fuga...

Has sabido
con cada poro de la piel sabido
que tus ojos, tus manos, tu sexo, tu blando corazón,

había que tirarlos
había que llorarlos
había que inventarlos otra vez.


Julio Cortázar

miércoles, 18 de septiembre de 2013

buscando un símbolo de paz


Suelo obsesionarme…
Desvestirme y siempre encontrar más ropa conmigo.

Suelo deslizarme en temores pegajosos,
en canciones de amor, en bares de noche, en soledad sin salida.

No estás.
No vas a volver de ningún lado.
No me vas a mirar y despertar mi estómago.

Gracias por llamar en mi último cumpleaños.
Gracias por conocer dónde vivo.
Gracias por preguntarme a tu manera.
Por estar a tu manera.
Por querer mi manera.

Me dijeron que heredé tu consistencia, eso de mirar algo e ir por eso ciegamente…
Ahora que lo pienso... eso es lo que nos separó, nuestras coincidencias…

Mis últimas palabras fueron para ti.
Mi nueva forma de hablarte también lo es.

E.B.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

El que hable que tire la primera piedra, jajaja. Comenten libremente lo que se les plazca.