Oh las veces que París/ o cualquier
ciudad del
mundo/ fue tu
cuello./
¿Qué querés que haga?/ está en mi naturaleza/ de
vampiro/ vos
nunca
dejes de
morderme.


E. Rodrígez


PARA LEER EN FORMA INTERROGATIVA

Has visto,
verdaderamente has visto
la nieve, los astros, los pasos afelpados de la brisa...

Has tocado,
de verdad has tocado
el plato, el pan, la cara de esa mujer que tanto amás...

Has vivido
como un golpe en la frente,
el instante, el jadeo, la caída, la fuga...

Has sabido
con cada poro de la piel sabido
que tus ojos, tus manos, tu sexo, tu blando corazón,

había que tirarlos
había que llorarlos
había que inventarlos otra vez.


Julio Cortázar

viernes, 28 de mayo de 2010

Un segundo de distracción y se pierde la dicción, la precaución y tu cintura.
Es difícil la concentración en este salón de cuartas pasiones.
Mientras la lluvia siga haciendo globitos prefiero no mentirme más.


Hoy cada suspiro intenta ser vuelo. Una mano que alguien ofreció trata de agarrar cada uno de mis dedos inmaduros, verdes.

Hay noches de desesperación, de no querer quedarse solo entre humos de fantasmas.
Hay noches de tristeza tranquila, de serenidad de duelo, de amores que se encuentran en las manos, con el mismo boleto de colectivo.
Hay noches en que veo la luna y pienso seriamente en que lo único que queda es emborracharme observando tus ojos en mi imaginación.

Tus dibujos de concentración hermosa.

Un segundo de distracción… un minuto antes de, un abismo de azar posterior y… la música empieza a calarse hasta los huesos, el vino metamorfosea el frío, las fotografías empiezan a hablar desde las paredes.

Quiero vivir siempre en ese minuto antes.
Blanco azar.

1 comentario:

El que hable que tire la primera piedra, jajaja. Comenten libremente lo que se les plazca.